Un clásico accidentado

El Real Estelí se impuso en el primer clásico de la Liga Nicaragüense de Fútbol, jugado en el Estadio Independencia.

 

En su última visita a este escenario, Diriangén recibió la histórica goleada en la semifinal de vuelta  del pasado torneo,  por lo que la afición esperaba que los diriambinos sacaran un resultado positivo y que dejaran una mejor imagen.

 

Al parecer este fue el objetivo del profesor Tyron Acevedo, que dirigía por primera como director técnico de Diriangén en un clásico nacional. Acevedo, envió a sus dirigidos mentalizados en presionar la salida del tren,  de manera intensa y en bloque, dejando gratas sensaciones y adelantándonos en el marcador. Jorge Portocarrero presionó la salida de Luis Fernando Copete y  Luis Coronel marcaba a Elmer Mejía, por lo que el colombiano decidió enviar al esférico a su arquero Justo Llorente, al acecho, se encontraba Leonel Escoto que rápidamente anticipó al arquero y con un toque sutil de tres dedos envió el balón al fondo de las redes (0-1, Min 13).

 

El balón parado

Opuesto a la lógica, Diriangén terminó cediendo numerosos balones parados al Real Estelí, jugadas que fueron cruciales en el desarrollo del encuentro ya que fueron la vía por la que cayeron dos de los tres goles del local. El primero llegó al minuto 19, donde el mexicano Torres envió el balón a las redes luego de un gran cobro de tiro libre en el borde de nuestra área grande (1-1). El segundo llegaría en el arranque de la parte complementaria, en un centro desde el costado derecho, donde Justo Palma salió de manera precipitada queriendo cortar el servició, al que nunca llegó, dejando su portería desprotegida y permitiéndole a Galeano marcar de cabeza con el arco libre (2-1, Min 55).

 

Un partido accidentado

El clásico nacional fue un partido accidentado, dejando un lesionado por equipo, acciones en las que el conjunto local terminó marcando diferencias al contar con un banquillo mejor armado.

 

Al minuto 26, Elmer Mejía sufrió una luxación en su antebrazo por lo que tuvo que ser sustituido por el colombiano Mosquera, mejorando en su sistema defensivo, ganando presencia física en la marcación y altura en el balón parado. La presencia de Mosquera terminó siendo determinante, ya que en una jugada a balón parado, terminó lesionando de manera circunstancial a nuestro arquero titular Lester Acevedo, quién tuvo que ser sustituido por el juvenil Justo Palma, a quién le quedó grande el reto de defender nuestro arco, mostrando deficiencias en reiteradas ocasiones con los balones aéreos.

 

Del posible 2-2, al lapidario 3-1

En la recta final del encuentro Diriangén mejoró en su funcionamiento viéndose cerca de igualar el marcador. La jugada más clara estuvo en los pies de Erick Téllez, que en un tiro libre lo terminó estrellando en el vértice del arco de Justo Llorente, que solo fue un espectador más (Min 82). Por ilógico que parezca, el mismo Téllez se fue expulsado un par de minutos más tarde por reclamarle al árbitro central, dejándonos con uno menos a diez minutos del final.

 

Ante la desventaja numérica Estelí encontró espacios y los terminó explotando, encontrando el tercer gol ya en tiempo de compensación. En un balón que filtró Quijano desde el costado derecho Samuel Wilson le ganó la posición al central Valdez que mostró lentitud y displicencia en el marcaje y el arquero Justo Palma, jamás se decidió salir a cortar el servicio, ni achicar a Wilson, que ante las libertades brindadas terminó punteando y enviando el balón al fondo de las redes para poner el lapidario 3-1 en el marcador.

Comentarios

Estimado. El gol anotado por Escoto se dio de diferente manera. EL arquero esteliano trato infrucuosamente de despecjar el balo y termino estrellandolo en el tobillo del atacante. Una accion que prueba de que un balon nunca debe darse por perdido, se debe pelear hasta el ultimo momento.

Añadir nuevo comentario

Comentar con facebook

25 Campeonatos
★ ★ ★ ★ ★ ★ ★ ★ ★ ★ ★ ★ ★ ★ ★ ★ ★ ★ ★ ★ ★ ★ ★ ★ ★

Sitio No Oficial - Algunos derechos reservados